Culpable: Emilie Kesch Debert.

Vicios: Alejandra Pizarnik, Baudelaire y los cigarrillos.

Perfil: Atea para huir de una segunda muerte, noctámbula por beatitud al silencio, e idealista para no perder la cordura.

Ocupación: El fracaso de un poeta, la caricatura de un periodista, y la sombra de un militante más gris que rojo.

...............................
Información suplementaria: A falta de espejos, se dibuja con letras.

Precaución: Suele confundirse con un gato.
 

SEMKESCH